CÓMO NOS CAUTIVÓ LA HISTORIA DE EFRAÍN BAHAMÓN

Por:
María José Posada
Diseño de Producción

Varias razones llevaron a Doble Sentido SAS a producir Dos Mujeres y una Vaca, primero claro, la amistad con Efraín Bahamón a quién los productores conocíamos de tiempo atrás cuando Chepe Calderón realizaba documentales para la Unidad de Televisión de Colcultura y María José Posada con Televideo escribía la serie infantil Verde Manzana para Bienestar Familiar. Efraín realizaba por aquellos lejanos 90 y pico la serie “Secuencias”, que también se editaba en Televideo. Pero fue en definitiva la temática de Dos Mujeres y una vaca la que definió el maridaje entre el guionista y la productora: dos mujeres, iletradas, solas, pobres, campesinas, una de ellas embarazada.

IMG_1249

Un país rural, una guerra de tres bandos en donde definir quienes fueron los “buenos” y quienes los “malos” es imposible; una necesidad de reconciliarse consigo mismo y expiar las culpas propias de las acciones y las omisiones; de la indiferencia; de la ceguera autoinflingida; un niño huérfano, un pueblo desplazado, derechos humanos vulnerados. Todos los condimentos que habían alimentado el hambre y la sed de contar historias reales, testimonios, de darle voz a los que no la tienen, estaban en ese guión. Y se unieron entonces el hambre con las ganas de comer y nos decidimos a aventurarnos en el mundo desconocido de la realización cinematográfica y esa, la tercera razón: el reto.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s